top of page

BLOG

TURBOCAD PARA IMPRESIÓN 3D

Updated: Apr 2

Optimizando la Impresión 3D con TurboCAD: Un Caso Real



En éste articulo vamos a contar experiencias propias acerca de como utilizar TurboCAD centrándonos en la sinergia de la impresión 3D. Este software se destaca por ser excepcionalmente propicio para la generación de modelos tridimensionales sólidos, fundamentales en la creación de diseños aptos para impresión 3D. Todo esto, sin la obligación de recurrir a softwares de diseño de alto costo. Relacionar el mundo del diseño y de la ingeniería con el mundo de la impresión 3D resulta muy interesante y conlleva desafíos significativos, logrando llevar a cabo proyectos de considerable envergadura.

Recientemente, un cliente nos encomendó un proyecto que consistía en replicar a escala mediante impresión 3D, un sistema de tuberías complejo.


El modelo tridimensional y real que nos envía nuestro cliente cuenta con un nivel de detalles muy avanzado por lo cual se convierte en un gran desafió tener que transformar ese modelado en componentes aptos para ser impresos en 3D ya que el cliente requería una replica a escala de 1:25. Se decidió este valor de escala ya que se adoptó entre poder mostrar la mayoría de los detalles y no ser demasiado grande y caro de imprimir.


Modelo escala 1:1 recibido
Modelo escala 1:250 adaptado mediante TurboCAD

Esto implica por ejemplo que algunos espesores de nuestras tuberías pasan a ser muy finos o algunos elementos como ser manijas, llaves, bridas, bulonería y demás objetos pequeños quedan en una dimensión muy pequeña. Por lo cual la precisión en cada detalle de este intrincado sistema era crucial, pero nos topamos con una limitación inherente a la impresión 3D: los detalles diminutos se volvían impracticables al reducir la escala, ya que si son muy pequeños se convierten en partes no aptas para imprimir. Dependiendo del tipo de máquina o diámetro del extrusor que posee la misma podemos utilizar diferentes valores mínimos para espesores de paredes o tamaño de los objetos. Este diámetro va variando de a 0,2 mm en donde lo más cotidiano utilizado en el mercado es un extrusor de 0,4 mm. Es muy importante saber este dato que posee la máquina a la hora de imprimir en 3D nuestro modelo.


Para llevar acabo esto utilizamos TurboCAD, en donde escalamos el modelo tridimensional y aplicamos ingeniosamente bloques sustitutos, conservando la esencia del diseño original, pero simplificando aquellos detalles que, al ser reducidos, comprometían la factibilidad de impresión.


Una vez que hemos modificado y adaptado nuestro modelo para la impresión en 3D, es necesario exportarlo en formato STL. Este formato es ampliamente reconocido por la mayoría de las impresoras 3D, ya que convierte el modelo en un archivo compuesto por una serie de triángulos enlazados que describen la geometría de la superficie tridimensional. De esta manera, se crea un mallado sólido que puede ser impreso con precisión.


TurboCAD facilita esta tarea permitiéndonos exportar directamente en formato STL, eliminando la necesidad de utilizar programas intermedios. Es importante destacar que, para la mayoría de las impresoras, el archivo resultante debe estar compuesto por un único cuerpo. Por lo tanto, antes de la exportación a STL, es necesario combinar todos los cuerpos individuales mediante operaciones booleanas.


Parámetros del modelo 3D

La imagen proviene del sitio web de iMaterialise (https://i.materialise.com/en), que un servicio referente en impresión 3D. Al cargar tu modelo tridimensional en el sitio, este realiza un análisis exhaustivo que revela las propiedades del modelo, como medidas, material, peso del producto final, volumen, tamaño, escala y el precio estimado. Además, detecta posibles errores de diseño o partes que no son aptas para la impresión, proporcionando información valiosa al usuario sobre la viabilidad y calidad del modelo.


La metodología de impresión 3D se puede llevar a cabo de diferentes maneras y con la utilización de diferentes métodos, que van desde imprimir de manera solida todas las partes, ahuecar secciones para reducir material, imprimirlo por partes para luego unificar todo de manera manual, imprimir en un color base y luego realizar un acabado de pintura, imprimir por colores, entre otros. En nuestro caso, el cliente deseaba un modelo blanco que se le envió directamente. Tuvimos la suerte de recibir un segundo modelo que pintamos de acuerdo con los colores del módulo de la bomba real.



Así es como recibimos nuestra maqueta una vez finalizada la impresión tridimensional del modelo transformado. El siguiente paso implica llevar a cabo el acabado superficial con los colores correspondientes.


Este proceso demuestra cómo TurboCAD es una herramienta apta y útil para profesionales que enfrentan desafíos técnicos en la integración de diseños y modelos en el ámbito de la impresión 3D.


Únete a nosotros en esta exploración técnica, donde se analiza de manera práctica la aplicación de TurboCAD en proyectos de impresión 3D, ésto y mucho más podrá aprender en nuestros cursos avanzados de TurboCAD. Además, ofrecemos el servicio de conversión y adaptación de modelos para impresión en 3D.


No dudes en ponerte en contacto con nosotros si tiene alguna duda o si necesita algún tipo de información adicional acerca de TurboCAD o nuestros servicios.


Visite nuestro sitio web: www.cryocademy.com


Calle Ezcurdia 194, 3A, 33203, Asturias, Spain



24 views0 comments

Recent Posts

See All

留言


CryoCAD Academy LOGO Transparent.png
bottom of page